La paleta cromática y las emociones (II) | Inteligencia Emocional

paleta cromática y las emociones

En la entrada del mes pasado La paleta cromática y las emociones (I) comenzamos a tomar contacto con los efectos que algunos colores tienen sobre nuestro organismo y sobre nuestro mundo emocional. De manera similar, en este post no nos vamos a extender en explicaciones teóricas referidas a la psicología del color, pues hay multitud de artículos e investigaciones en Internet que explican con detalle este tema para quien desee curiosear. Lo que sí vamos a continuar haciendo es dar unas breves pinceladas sobre el impacto de nuevos colores y a proponer sencillos ejercicios para beneficiarnos de sus efectos.

Verde

  • Es, por antonomasia, el color de la salud. Hay estudios que demuestran que es el predilecto de nuestro subconsciente. Favorece el buen funcionamiento del timo, una glándula relacionada con el crecimiento. Su presencia incrementa el nivel de histamina, que tiene mucho que ver con nuestro sistema inmunitario. Entre otros, algunos de sus efectos beneficiosos sobre el organismo son:
    • Ayuda en la reacción defensiva contra sustancias extrañas e interviene en los procesos inflamatorios.
    • Controla la secreción del ácido gástrico.
    • Disminuye la presión arterial.
    • Reduce la actividad del sistema nervioso simpático.
    • Y un largo etc.

Con respecto a los estados emocionales el verde influye tranquilizando la mente, relajando el flujo de pensamientos y favoreciendo el equilibrio, la calma y el sosiego. Induce a la sensación de seguridad, al recogimiento, a la armonía, a la cordialidad, a la confianza y al optimismo. Desplaza el foco de atención desde la cabeza: lo racional, las creencias, el ego, los personajes, hacia el corazón: la intuición, la esencia, el yo auténtico y verdadero.

  • Propuesta de ejercicio: Necesitarás un poco de brisa para llevarla a cabo y será más placentero si lo haces en compañía.
    • Busca un lugar donde haya un campo de trigo que aún no esté maduro o donde la hierba crezca alta. También puede servir cualquier espacio natural donde predomine el color que nos ocupa. Permite que tus ojos se pierdan en esta tonalidad viva y presta atención al sonido que el viento produce en la naturaleza.
    • Poneos en círculo uniendo las caderas, entrelazad los brazos por la espalda y comenzad a balancearos. Abandonaos para que el movimiento llegue de manera lenta y progresiva, sin forzarlo. Dejaos meced por la brisa de la misma forma flexible y amorosa que lo hace el trigo o la hierba, sin mostrar oposición. Permitid que vuestros ojos y vuestra mente descansen en el color de la vida natural. Sentid la armonía y la conexión con vosotros mismos, con los demás y con el resto de los elementos que os rodean.

Hay estudios que demuestran que el color verde es el predilecto de nuestro subconsciente.

Azul

  • Es uno de los colores más apreciados a nivel consciente. Si preguntamos directamente, el 45% de la población nos dirá que es su favorito, a pesar de que su cerebro dará mejores respuestas al verde, como hemos comentado con anterioridad. Influye sobre el tiroides y, por ende, sobre el metabolismo, equilibrando la transformación del alimento en energía y facilitando el crecimiento.Actúa sobre el mundo emocional como un tónico calmante, reduciendo la irritabilidad.Es el color del descanso. Armoniza, apacigua, equilibra, serena y reduce los estados de angustia o ansiedad. Pero, ¡cuidado con su exceso!, ya que puede llevar a estados de inactividad, cansancio, frialdad, melancolía o tristeza.
  • Propuesta de ejercicio:¡Advertimos que no es apto para vergonzosos y seguro que a los niños les encantará! Para potenciar su efecto, el lugar más adecuado para hacerlo es la cima de una montaña y un día en el que el cielo luzca despejado.
    • Lleva a cabo varias respiraciones profundas y siente cómo el azul del cielo penetra en ti a través de tus fosas nasales y equilibra tu organismo antes de salir por tus labios entreabiertos. Siente la planta de tus pies bien apoyada sobre la tierra.
    • Permite dar salida a tu voz:canta, repite la misma frase que te apetezca una y otra vez, lanza mensajes y deseos a la inmensidad, los que emerjan de tu corazón y hazlo cada vez con más fuerza y seguridad.
    • Ríe con carcajadas cada vez más profundas y disfruta de la relajación que provoca en tu cuerpo el movimiento del diafragma.
    • Respira y recibe la respuesta del eco, de la naturaleza.

Cielo azul

Violeta

  • Es el más singular y el menos habitual en la naturaleza. Sin embargo, Leonardo da Vinci afirmaba que el poder de la meditación se multiplicaba por diez si se practicaba bajo la luz violeta que atravesaba las vidrieras de una iglesia. Este color parece tener acciónsobre ciertas neuronas de nuestro córtex cerebral y sobre la hipófisis, una glándula encargada de regular la actividad de otras glándulas del organismo.Vinculado a la emocionalidad, estimula la serenidad y la conexión con lo espiritual –no hablamos de religión-, así como el contacto con la intuición. El violeta actúa sobre el puente que conecta lo cerebral y el entendimiento con las emociones y los sentimientos.
  • Propuesta de ejercicio: Tendrás que esperar a la noche para hacerla. Si vas a llevarla a cabo con niños, puedes ir dándoles las instrucciones despacio y con voz suave.
    • Túmbate boca arriba en una terraza o en un lugar desde donde puedas contemplar el cielo estrellado. Respira suave y profundamente y déjate invadir por su inmensidad y su calma.
    • Cierra los ojos e imagina que una estrella ha descendido sobre ti y ha penetrado por la parte superior de tu cabeza. Permanece algún tiempo sintiendosu luz blanca, limpia y poderosa invadiéndote.
    • Ahora trata de visualizar una luz violeta que desciende también desde el cielo y entra a través de un punto situado en el centro de tu frente. Sigue mentalmente la trayectoria de esos rayos recorriendo cada parte de tu ser, vivificándote.
    • Antes de terminar y abrir los ojos, imagina tu cuerpo bañado en una luz clara y pura.

Blanco

  • Sin duda es el color de los nuevos comienzos. Estimula emociones como la concordia, el reposo, la ternura, el equilibrio y también ayuda a tomar contacto con nuestro interior y con la espiritualidad que hay en cada uno de nosotros y que nos une al todo.
  • Propuesta de ejercicio: Necesitarás un cielo con nubes blancas para poder realizarla.
    • Túmbate en el suelo y observa las nubes. En un primer momento, simplemente déjate absorber por su visión mientras respiras con calma.
    • Ahora trata de ver qué formas puedes hallar en ellas. Juega con tus hijos a reconocer cuantas más y más originales, mejor. Verás que este fenómeno, llamado pareidolia, puede ser de lo más divertido y relajante.

Negro

  • A pesar de que actualmente es usado con mucha frecuencia, el negro está asociado a emociones como la tristeza, el egoísmo, la desesperación o la timidez, por lo que no sería muy conveniente exponernos a él en exceso.
  • Propuesta de ejercicio: Ideal para hacerlo con los más pequeños. Necesitarás tizas de colores.
    • Sitúate de manera que el sol proyecte tu sombra en un lugar donde se pueda dibujar en el suelo (las superficies de cemento son ideales para esta actividad).
    • Permanece inmóvil mientras tu hijo contornea con una tiza la silueta de la sombra que proyectas.
    • Decorad el dibujo con el resto de las tizas, transformando el negro en un arco iris.

Insistimos en que en ningún momento ni afirmamos ni dejamos de afirmar que los efectos del color sobre las personas sean curativos o no. Pero sí recordamos que está más que comprobado que su presencia provoca cambios en nuestro mundo emocional. Y como siempre decimos… ¡no se trata de creerlo sino de experimentarlo! Prueba a hacer las propuestas de ejercicios y testea tus emociones cuando termines para comprobar sus efectos por ti mismo.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  He leído y acepto la Política de privacidad

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>