Atención temprana: ¿en qué consiste? (Parte I)

En el Libro Blanco de la Atención Temprana (2000) se entiende como Atención Temprana “al conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen riesgo de padecerlo. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar”. Seguir leyendo

La asunción del error y la auto-exigencia

“Yo no me he equivocado. Habrás sido tú”. “Yo no lo he entendido mal. Será que tú no has sabido explicarte”. “Yo no he sido, has sido tú”. Asumir nuestros errores no es algo que estemos dispuestos a hacer alegremente. Es más, en la mayoría de los casos, solemos resistirnos a hacerlo buscando mil y una excusas y justificaciones, y cuando vemos que no nos queda más remedio, apretamos los dientes y decimos con voz destemplada: “Pues si tú lo dices… ¡me habré equivocado!”. Seguramente algún lector estará pensando ahora mismo: “Yo no tengo ningún problema en aceptar mis errores”. Nos alegramos. Siempre y cuando esa afirmación proceda directamente desde su propia esencia y no sea una falacia construida en algún rincón del ego. Seguir leyendo

El día a día de mi princesa con TEA

Hoy quiero resumiros un poco mi día a día junto a mi princesa con TEA. Se habla mucho acerca de la organización diaria de los niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista), establecer rutinas, etc. Pero lo cierto es que como todos los niños necesitan un orden y unas rutinas, y, por supuesto, cada pequeño es un mundo. Lo que puede irle bien a un niño con TEA puede no funcionarle a otro. Seguir leyendo

El día a día de mi hijo con hemiparesia derecha

En mi última publicación os conté que uno de mis niños tiene hemiparesia derecha a causa de un ictus perinatal (antes, durante o inmediatamente después al parto).

También os decía que no obtuvimos el diagnóstico hasta pasado el año, así que os podéis imaginar que su afectación motora es moderada.

Hoy os contaré cómo es la vida de un niño de 5 años con hemiparesia, el mío, y la de nuestra familia en torno a esta diversidad. Seguir leyendo